La ventana indiscreta

El Blog de Carlos Vallejo

La ventana indiscreta

El Blog de Carlos Vallejo

Vida interior.

Carlos E. Vallejo.

El mal es igual de necesario que el bien. Son dos opciones que el ser humano escoge.

Existe el libre albedrío provocado por las circunstancias de cada uno. Condiciona donde se nace, dentro de qué entorno familiar, la educación recibida que van marcando la personalidad de la persona.

La no virtud, esa vida gris de transito que tanto se ha dado en el pasado siglo XX genera la nada, con aportación cero y eso queridos hermanos, es el principio de un agujero negro, el ocaso intangible de una estrella.

Otra de nuestras misiones está en la formación en valores, independiente del rito religioso que cualquiera pueda elegir. La práctica de la virtud, ilumina la luz del conocimiento y el mundo cada día es un poco mejor.

El aforo, la gran mayoría de raza negra, la miraba con verdadera devoción. La traducción al inglés, es prácticamente inmediata, apenas Lucia termina una frase una voz metálica de software inunda el auditorio.

What we have to do?

Volvió a salir otra pregunta de la pantalla led.

  • Ser vosotros mismos, siempre con la humildad de aprender y ayudar al prójimo.
    El verdadero camino empieza dentro de cada uno, conócete, quiérete, cuídate. Una vez estés en paz contigo mismo, podrás ayudar a los demás.
    Las escuelas del “universo amanecido” comienzan aquí con vosotros mismos. Solo los formados serán los maestros de las nuevas generaciones.
    Después de aquí me retiraré a el desierto de “Atacama” para que “La Paz” ilumine mi mente y cree “la sal de la vida” una guía de conocimiento y ayuda para que no caigamos continuamente en los errores del pasado.
    Tenemos ya el conocimiento. Todo está escrito desde nuestros clásicos, tan solo se debe refrescar y ordenar. Crearé un protocolo de conocimiento interior que será divulgado en control y armonía para los principales líderes de opinión.

We are ordinary people, what should we do?
Debéis vivir y disfrutar del regalo de la vida, disfrutandola segundo a segundo.
Buscar siempre la virtud y la paz con vosotros mismos. El camino siempre empieza dentro de nosotros. Una vez superado, se vive en armonía con el entorno y se ayuda al prójimo en aras de una lucha constante por el bien.

Queridas y queridos, ha sido un placer estar con vosotros.Debo marchar.

El auditorio gritó a dúo: noooo.., !quédate te necesitamos!.

Lucia respondió:
• Aquí nadie necesita a nadie, las familias deben ser independientes y ayudarse las unas a las otras. Todavía la humanidad tiene mucho recorrido, no permitáis falsas democracias, cuidado con el comunismo, germen durante siglos del mal que hemos recibido. Igualdad sí, pero con libertad de oportunidades, el trabajador siempre tendrá más que el vago.
• La memoria siempre es de “chorlito”, tan solo bastan tres generaciones para que se olviden a los tiranos y vuelvan a salir los falsos mesías que prometen inicialmente pan y libertad y lo que recibe el pueblo es miseria y dictadura.
• Pero sobre todo ayudar al prójimo en formación y oportunidades.
• La élite siempre ha querido a un obrero analfabeto, que no tenga tiempo de pensar, solo de producir. Este ha sido el gran mal de la humanidad. La falta de oportunidades es la gran baza de las dictaduras. No quiere que piensen.

Ahora después del colapso económico y la total eliminación de clases en dos antagónicos: pobres y élite. 99% de pobreza y una clase dominante que vive escondida a todos, con pánico a ser descubierta.

Vivimos en un caos total que necesita de un nuevo modelo. La democracia occidental ha demostrado ser una quimera de engaño creciente y ahora tan solo los filósofos sabios serán los que puedan crear un nuevo orden que está por descubrir.

Hermanas y hermanos. Mi tiempo con ustedes se acabó. No soy ninguna profeta, ni ser de luz, tan solo soy una más como vosotros que debemos asegurar la continuidad de la humanidad.

Un grupo de seguridad cogió en volandas a Lucia y la metió en un microbús blindado rumbo al estrato 12 de la ciudad. El antiguo Manhattan se ha convertido en el único estrato residencial de la ciudad, fortificado por una muralla del resto de la ciudad.

El famoso muro de Donald Trump se ha convertido en realidad, en la ya pasada ciudad de los rascacielos, donde la clase elevada que se hace denominar como los “k”, viven aislados completamente del resto de la población que no tiene nombre, son solo; los sin clase, descamisados del planeta tierra, donde la búsqueda de alimentos y la supervivencia diaria marca su destino.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Recientes

Avance completado en la lectura