Por la recuperación de Danays Bautista

La vida no puede ser más cruel con determinada gente. Nos pasamos todos los días lamentándonos de nosotros mismos, por cosas superfluas y sin importancia, para darnos cuenta que hechos como estos, que realmente son autenticas desgracias, si son importantes y son una verdadera putada, que desgraciadamente no tienen vuelta atrás. No le quedará más remedio que tirar para adelante.