Partimos de la ley del Coseller de turismo Carlos Delgado, hecha a imagen y semejanza de los hoteleros, un verdadero “chollo” que muchos de ellos no supieron aprovechar, permitía prácticamente todo. Me acuerdo que por aquellas épocas con un gran amigo arquitecto comercializamos las bondades de la ley a los hoteleros para que aprovecharán el momento.

Solo establecía a  las casas unifamiliares como las autorizadas para poder desempeñar el alquiler vacacional. No se mencionaba a las viviendas plurifamiliares.

Una interpretación normal daba por hecho que si no estaban autorizadas eran ilegales, pero al estar en vigor la LAU (Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos) nacional, se establecía un debate estéril, donde cada uno hacia una libre interpretación a su conveniencia.

Las mega plataformas online como “booking” y “airB&B” han sido los verdaderos ganadores de estos años de anarquía donde su facturación en las Baleares ha batido todos los records.

Sin embargo el “lobby” mimado de todos los gobiernos, “los hoteleros”, veían estupefactos como su pastel se estaba dividiendo en demasiadas partes ajenas.

Estrategia; “Crear miedo”. Los principales periódicos locales conviven todas las mañanas en todos los bares de Mallorca con  una sociedad todavía muy provinciana como la mallorquina, donde el efecto “numero” tiene bastante más fuerza de lo que parece.

Pon una cifra  de multa alta entre 40.000€ y 100.00€ y la campaña ya está hecha. El “lobby supremo” lo ha vuelto a conseguir; todo el pueblo llano “acongojado”.

Todos los particulares de clase media con una segunda residencia  que se estaban llevando un alquiler que ni en sus mejores sueños habrían imaginado, deciden; “virgencita me quede como estoy y vuelvo al alquiler de larga duración, no sea que los hoteleros se enfaden más y tenga que pagar la mega sanción.

Bromas aparte, esta es la campaña mediática que los periódicos mallorquines llevan vociferando durante años y han conseguido el cometido de los hoteleros.

Una vez modificada la ley turística de forma chapuzera y dejando retratada la ineficacia manifiesta de nuestro políticos gobernantes (PSIB, MÉS y Podemos), dejan un escenario donde la ignorancia es el principal protagonista de este territorio “de nadie” que nos toca afrontar en los próximos meses.

Conviene dejar claro a los ciudadanos los siguientes aspectos de la modificación de la ley:

1.- El alquiler vacacional pasa a ser legal para las viviendas plurifamiliares.

El Consell de Mallorca el próximo junio del 2018 creará el reglamento sobre el alquiler vacacional, donde establecerá en que zonas de Mallorca y con qué condiciones se permitirá esta oferta de alojamiento.

2.- Hasta Junio del 2018 no se podrán dar licencias de alquiler turístico en viviendas unifamiliares ni en plurifamiliares.

3.- Las casas unifamilares que ya estén registrados en la Conselleria de Turismo: podrán seguir alquilándose. Las licencias obtenidas antes del cambio de ley podrán seguir operando.

4.- Las casas plurifamilares y las casas unifamiliares sin licencia no podrán dedicarse al alquiler vacacional bajo multas establecidas por la Conselleria de Turismo.

5.-La nueva ley del turismo establece como legal el alquiler de 30 días en adelante. No se necesita licencia ninguna y no es considerado como alquiler vacacional.

6.- La LAU (Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos) establece como legal el alquiler de 30 días en los arrendamientos de uso distinto del de vivienda.

En especial, tendrán esta consideración los arrendamientos de fincas urbanas celebrados por temporada, se ésta de verano o cualquier otra, y los celebrados para ejercerse en la finca una actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial, cultural, o docente, cualquiera que sean las personas que los celebren.

Una vez aclarado este nuevo escenario de juego, les explico la paradoja de mi titular.

En una zona muy conocida de Palmanova, que evidentemente no os voy a  decir, ya que es misión de la Conselleria de Turismo y de sus inspectores vigilar y velar por que la ley se cumpla. Existe un hotel que explota lícitamente su negocio. A la derecha del hotel hay dos edificios de viviendas plurifamiliares privadas que gestiona el hotel desde hace más de 20 años. El cliente reserva en el hotel y este los desvía a los apartamentos privados, con los que previamente ha llegado a un acuerdo de explotación con sus propietarios. No hay ningún disimulo en esta gestión. Las camareras de pisos con el uniforme del hotel, son las que todas las mañanas limpian los apartamentos privados.

Esta práctica se lleva realizando en toda Mallorca desde hace más de veinte años en una lista muy abundante de hoteles sin que nadie la denuncie ni que salga en los periódicos.