Amor en la arena

Suenan las diez campanadas de la Iglesia de Binissalem, ya que son las diez de la noche.

Poco me queda de estancia en este encantador pueblo. Os recomiendo las empandas vegetarianas de la tienda de debajo de mi casa, le llamamos de forma cariñosa “ la tienda del hippie” en la calle Sa rectoría 2.

En breve llegará el 14 de febrero y debemos reivindicarnos con nuestra amada, en el caso de quien la tenga a ella o a él. En caso contrario, siempre quiérete a ti mismo, date un capricho, como dice el anuncio, porque “tu lo vales”.

Los que tenemos pareja debemos reconfirmar nuestro amor en esta fecha, como ovejas en rebaño, ya que hace tiempo, determinada marca de almacenes comerciales decidió crear este día para aumentar las ventas de febrero que siempre eran muy escasas.

Dejando claro que no comparto la fecha, que me parece cursi y hortera, ejerceré el contrasentido de celebrarla. No seré yo el que vaya en contra de la masa, el que cambie el cauce del rio.

Pero sin más dilación. Entraré en materia.

1.- Me gustaste desde que te conocí.
El primer encuentro, el primer flash con una persona es realmente importante. Deja huella, para bien o para mal. Es como una conexión química que se irradia vibraciones. Malas, buenas o neutras.
Fueron buenas, a pesar de que se tiró toda nuestra interacción hablando con una amiga común. Pero marcaron la pauta para una posible colaboración intima.

2.- Cuando me rechazaste inicialmente, no me di por vencido.
Ella tenia pareja por aquellos entonces. Yo a pesar de todo, ya que cuando te atrae alguien no hay que respetar nada, la invité varias veces al cine, que por cierto vimos una de mis películas favoritas, “el paciente inglés”.

Hice pequeñas aproximaciones, sin gran éxito. Realmente no hubo rechazo ya que no hubo ofrecimiento. Pero todo apuntaba al fracaso en aquella época, con lo que opte a esperar por tiempos venideros.

3. Gran Conversadora. Tremendas llamadas telefónicas.
No os he contado, el pequeño gran detalle, es que vivimos en ciudades diferentes, con lo que el pasar del tiempo y la distancia siempre dificulta cualquier relación.
De vez en cuando sondeaba el terreno mediante una llamada exploratoria. La respuesta siempre era optima con un rico dialogo que duraba más de una hora.
Aquí me di cuenta que había base. Es una gran conversadora. “No se caya ni debajo del agua”. Bromas aparte es muy edificante poder charlar con tu pareja. Recordar que en una relación el 95% de la misma es convivencia.

4. Apoyo en momentos malos.
Después de una mala coincidencia en la que ella venia a mi ciudad y yo por circunstancias de trabajo me tuve que ir fuera a trabajar.
Iba a ser pero no pudo ser.
Continuaron las  llamadas, en las que vivimos el final de su paciente, que tenia un cáncer irreversible, donde el final te mira la muerte cara a cara y nos hace recordar que debemos vivir el día a día como el último, ya que como  le pasó a él, te puede pasar a ti, no somos nada y como siempre nos recuerda el pasado ” miércoles de ceniza” polvo somos y en polvo nos convertiremos.

Llegó un día cualquiera en Madrid y por circunstancias de la vida, conoció a mi hermano mayor. Fueron diez minutos que tenían que ser, ya que la mujer de mi vida debía conocer a todos mis hermanos y lo conoció.

Cuando al cabo de los pocos años empeoró unas navidades, tuve un gran apoyo por parte de ella. Fue agradecido, pero no compartido. Fueron momentos íntimos, donde haber sido presentada ante mi hermano mayor, ya era suficiente para poder cerrar el circulo familiar.

5. Y por fin llegaste en el mes de las flores. Declaración.
Ya era hora. Se estaba marchitando la relación. Las llamadas entre meses, se asemejan a las llamadas maternas de los hijos que están fuera. En el caso maternal, es normal hay un lazo de unión que da igual la distancia y el tiempo. Pero en una relación carnal se necesita de la voz y del cuerpo. Deben estar unidos ambos, sino se mueren poco a poco.

Ella llegó. Fuero cuatro días, en los que yo sabia, que era ahora o nunca. Lo pasamos genial en grupo, pero tenia que llegar mi momento y no sabia cuando. Me imagino que debe ser el miedo al rechazo, pero no encontraba como enfocarlo. Con lo que un domingo 17 de mayo después de cenar le eché un poco de valor y empleando unas maneras poco impropias de una declaración de amor y más propias de una gran vergüenza ante un rechazo, di el paso final que por fin dio buenos frutos.

6. El amor inicial. Convivencia.
Yo te quiero. Tu no me amas.  Yo no hago diferencias. Para ella si.
Para mi el querer y amar son la misma cosa. Para ella no. El querer es una fase inicial, el amar los son todo.

7. El amor lo es todo.
Cuando se vive una relación en la que se da todo y se espera todo. La mentira es como un final en la que rompe toda la confianza.
Fue mentira. De buena fe. Da igual pero fue mentira.
Como puede convivir una mentira con un amor verdadero.
Pues como la luz da la verdad, es mejor que no haya mentiras entre nosotros

Mi amor, se que te iba a doler, pero es mejor decir la verdad desde un principio para trabajar un amor verdadero.

Te quiero, te amo y eres lo mejor que me ha ocurrido en mi vida.

Feliz San Valentin.