Paco Jémez

Para los no futboleros os diré que es el actual entrenador del Rayo Vallecano y exjugador de fútbol.

Pero este no es un articulo de fútbol, sino una reflexión por un ideal, un concepto, una misión, una línea recta que no se debe abandonar por encima de todo.

Cuando te defines como persona, debes adoptar una moral, una norma ética, un ideal, que se supone debes ser fiel a ello durante tu existencia.

Bien sabemos que la gran mayoría de gente, no sabe a lo que me refiero, son “veletas” que el viento va marcando su destino. Pero cuando se tiene un ideal una convicción, se debe ser fiel a ella, independientemente de  las circunstancias que te vayan marcado la vida.

El bueno de “Paco”, tiene un ideal, que se llama buen juego, tocar el balón, crear espectáculo. Hacer del fútbol un espectáculo bonito por encima del resultado. Si es cierto que existe una norma no escrita que te dice que cuando haces bien las cosas, casi siempre el resultado es positivo, al igual que un esfuerzo mediocre siempre tendrá un resultado mediocre.

Ahora el club que entrena Jémez, el Rayo Vallecano se encuentra en la cola de la clasificación. Lo fácil sería adaptarse a esta situación y practicar el anti fútbol defensivo, pero no, él sigue siempre fiel a su espíritu de belleza. Hacer las cosas bonitas, cueste lo que valga.

Es un buen ejemplo que deberíamos adoptar a nuestra vida. Hacer las cosas bien por norma. Ya que lo tenemos que hacer, hagámoslo bien. La rutina es amiga de la repetición y de la vulgaridad que nos lleva a un pozo negro del que es difícil salir.

No siempre se consigue, este ideal de la belleza, pero cada vez que comencemos una nueva actividad, debemos tener la intención de hacerlo bien. Puede ser que salga un “churro” final, pero siempre tendrás la conciencia tranquila que pusiste todo tu esfuerzo en hacerlo bonito con buena fe.

De eso se trata compañero, de hacer bien las cosas. Seguro que los frutos serán espectaculares.