Guillermo Fariñas en la pasada huelga de hambre

Esta primavera hemos visto como los pueblos musulmanes, se revelaban contra las dictaduras y tiranías de sus pueblos establecidas por decenios.

La Unión Europea y nuestro país en particular han colaborado y vendido armamento militar a Libia, mirando hacia otro lado. Sabiendo que el tirano Gadafi mantiene preso a  toda su nación y que es un colaborador habitual con grupos terroristas.

Después de la sublevación espontánea del pueblo contra la tiranía. La Unión europea y los EEUU se decidieron a apoyar los cambios de régimen  y sus lideres en los países donde la situación se hacia insostenible. En los demás (Marruecos, Jordania) donde la sublevación del pueblo fue controlado desde el principio, volvieron a mirar de nuevo a otro lado.

Este supuesto apoyo por la libertad de elección de un gobierno ha sido una puesta en escena que ha durado el tiempo que los medios de comunicación le han prestado.

Pero como siempre la gran olvidada es Cuba. Raúl Castro, autentico genocida de las libertades individuales del individuo ha realizado unas tímidas reformas comerciales en el país, dejando de lado cualquier avance en la dictadura más dura del planeta, que ya dura demasiados años.

Gracias a Dios o a la humanidad o no se a quien. Siempre existen líderes, que no están dispuestos a vivir bajo la tiranía del “Chivo”. Guillermo Fariñas el viernes comenzó una huelga de hambre para protestar contra el gobierno de Raúl Castro, al que considera “responsable” de la muerte a principios de mayo del oponente Juan Soto.

En 2010, el periodista llegó a ayunar durante 135 días y obtener la liberación de 52 presos políticos. Fariñas fue galardonado con el Premio Sajarov 2010 del Parlamento Europeo por la libertad de pensamiento.

El premio recibido, siempre es de agradecer, pero lo verdaderamente importante fue la liberación de las 52 personas oponentes a la dictadura. Solo él a través del ayuno consiguió mucho más que toda la Unión Europea. Ahora nuevamente vuelve a jugarse la vida, en una lucha donde solo unos pocos valientes están dispuestos a luchar contra esta tirana dictadura.

La posición del gobierno socialista en esta legislatura con la política exterior del ministro Moratinos, ha sido una falacia que produce arcadas a cualquier amante de la libertad.

De nuevo el héroe Fariñas se vuelve a jugar la vida. Estará solo, sin ningún apoyo institucional. Solo cuando su salud se deteriore con peligro de muerte, volverán los sucios titulares para que el “Chivo” realice un gesto de colaboración.