Foto del Maestro García Alix

En esta vida todo siempre puede ir peor. Dentro de la pirámide de Maslow, el primer nivel es la fisiología, que se refiere básicamente a la alimentación, descanso etc. El siguiente nivel es la seguridad física, empleo, propiedad privada.

En la actualidad estamos rozando los cinco millones de parados, la reforma laboral es uno de los muchos fracasos de nuestro presidente Zapatero. A corto plazo nos quedan 8 meses antes de las elecciones, donde España va entrar en el límite del precipicio. El gobierno ya no tiene credibilidad nacional ni extranjera. Los recientes comicios municipales han dejado claro que los españoles claman por un cambio de ciclo de gobierno, de estructura productiva.

La situación es bastante más grave de lo que parece. El proceso de recuperación llevará años. Se debe cambiar el modelo productivo de España. El estado de las autonomías se debe reformar para que no exista duplicidad de competencias y que no creemos estados independientes don una deuda muy superior a la del estado español. Ajustes presupuestarios que vayan dirigidos a lo indispensable, con la consiguiente rebaja de los funcionarios en la administración.

No va a ser una tarea fácil. Se deben tomar una gran cantidad de medidas impopulares, donde la austeridad y el sentido común rijan las políticas de recuperación de este país. Pero se necesita que este proceso comience de forma urgente ya. Estos ocho meses de espera, nos van a hacer mucho daño. Ningún país confía en la deuda española. Las agencias de “ratings” nos tienen estancados, lo que provoca en que ahora son pocos los países que quieren invertir en España.

Queda un  macabro tedio, donde los autónomos y las PYMES están totalmente ahogados. Ya no pueden más. La puta banca les ha cerrado el grifo, carecen de tesorería para poder hacer frente a los gastos  diarios. Cierran y cerraran hasta que no existan medidas reales y palpables de financiación urgente.

Las medianas empresas si no han realizado algún ERE, tienen las plantillas congeladas, centrados en la actividad diaria, sin ninguna inversión extra.

Los empresarios necesitan medidas que fomente la generación de negocio, para que más tarde se animen a la contratación de trabajadores. Ningún empresario por muy buena reforma laboral que se preste, contrata por capricho. Primero debe generar riqueza. Y la generación de negocio se debe  a la confianza en los mercados. Sin confianza y sin credibilidad, no se genera nada, solo penuria y parados.

Me gustaría ser optimista, pero la realidad que vivo todos los días; mi vecina ya se alimenta de lo que le da la Cruz Roja, en breve será desahuciada de su vivienda. Ella pertenece a la clase media española, es viuda y nunca ha pasado necesidad. Al igual que ella, muchos españoles empiezan a pasar al primer nivel de la pirámide de Maslow, es decir llegando al puto limite.

No se necesitan 15M, con simples acampadas. Se necesita una movilización general, a través de huelgas generales que propicien el cambio YA.