Caso Faisán

Caso faisán

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruiz ha ordenado en un auto identificar a los usuarios de los teléfonos del Ministerio del Interior que hablaron con los implicados en el chivatazo policial con el que se alertó a ETA de una operación contra su red de extorsión en 2006.

Los tres teléfonos (uno fijo y dos móviles) desde los que se efectuaron llamadas a dos de los tres mandos policiales imputados en el caso Faisán(Joseba Elosua, uno de los detenidos en la operación contra la red de extorsión de ETA, explicó con estupor a su cuñado cómo “un madero y su compañero” le dieron el chivatazo de que les iban a detener cuando pasaran a Francia con el dinero de la extorsión). Según confirmaron fuentes jurídicas, uno de esos móviles es el que habitualmente utilizaba el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho.

El paréntesis es para poner en contexto a los que no saben de nada, como un amigo, que siempre que le quiero comentar algo de actualidad, le tengo que explicar desde el principio la noticia entera. Es muy didáctico pero cansa. Hay un gran número de españoles que no saben nada de la actualidad. Pero este aspecto es motivo de otro post, no de este.

Todos los medios no afines al PSOE están cerrando el circulo en torno a la nueva “X” que bautizan al súper ministro Rubalcaba. Pero es tan solo una campaña mediática que no puede probar nada en absoluto. Que se produzcan llamadas telefónicas entre mandos policiales, es lo más normal del mundo. Lo único que les incriminaría sería el contenido del mismo. Y muy por seguro que el Señor Rubalcaba que controla a su antojo el sistema “SITEL” de escuchas telefónicas, ya se ha curado en salud, eliminando cualquier indicio de prueba.

No pudieron con la otra “X” del los Gal. Donde a pesar de que era obvio que un  ministro junto con un secretario general de seguridad, no organizan semejante entuerto, sin que lo sepa su jefe directo. Aquí ocurre lo mismo. De nuevo el PSOE vuelve a utilizar a los cuerpos de seguridad del estado para sus interés políticos. Lo hicieron, lo hacen y lo harán en el futuro. Ojala me confunda, pero estoy completamente seguro que a dos o un mes vista de las próximas elecciones municipales, tendremos de nuevo una nueva ola de detenciones de políticos corruptos del PP en determinadas comunidades autónomas.

La fiscalía general del estado esta esperando el momento idóneo en donde las encuestas den la mayoría absoluta a sus contrincantes para poner en marcha la maquinaria del partido.

Correrá la tinta en torno al “ Faisán” pero nada pasará. Se volverán a reír de todos.