Real Madrid- Barcelona

Ya ha pasado el clásico un año más, las cifras de audiencias de este año han batido todos los récords, dejando la clara la superioridad del FC. Barcelona una año más.

La primera parte del primer tiempo, el Madrid salió bien organizado, controlando el juego, pero sin ningún tipo de pegada ofensiva.
El Barcelona con un planteamiento mucho más defensivo que lo habitual, le estaba esperando, hasta que llego el momento del “timing” del partido, donde un grande, esta donde debe estar. Messi en un momento de máxima presión del Madrid, saco la rabia que lleva dentro y se invento un regate, apoyado por el cuello, que el mismo, ya había pensado, antes de que Xavi le pasase el balón.

En la segunda parte, salvo un mano a  mano, que tuvo Van der vaart con Valdés, el Madrid no supo ni pudo reconducir el partido, con la incorporación de los supuestos peloteros; Guti, Raúl y finalmente Benzemá.

El Barcelona fue superior en toda la segunda parte. Puso la maquina del juego a funcionar y mejoró en todas las líneas, desde la defensa con un espectacular Piqué, hasta la seriedad de Pedro arriba.

Los puntas del Madrid, que eran la gran esperanza blanca, no funcionaron. No demostraron, sobre todo Cristiano, que es el gran “Crack” mundial que debe aparecer en estos partidos y demostrar que Florentino no se equivoco, realizando el fichaje más caro de la historia.

En el medio del campo, Pellegrini volvió a sacar a la mediocridad y dejando a Granero y los pocos que la tocan, para la segunda parte.

Ahora la suerte del entrenador ya esta echada, pero que conste, que no es un problema de entrenador, sino de jugadores, que hoy por hoy son muy buenos, pero inferiores al los de Barsa.

Enhorabuena culés y disfrutar esta mieles que no serán eternas.