Curas católicos

Desde hace ya más de un mes hemos observado como la caja de los truenos escondida en la iglesia católica ha explotado y amenaza con salpicar hasta al mismísimo Papa.

Todos los casos de pederastia descubiertos dentro de la Iglesia son repugnantes y los autores deben pagar por ello con penas ejemplares.

Llegados a este punto, cabe recordar a la ignorancia galopante de esta sociedad, que la Iglesia católica esta compuesta por personas y las personas, no son infalibles. Las hay muy buenas, y una enorme gran cantidad de hijos de puta mal nacidos, como son esta gente que abusa de menores.

Pero el planteamiento tan básico que siempre veo en todos los medios, me recuerda a la semana trágica de Barcelona, en la que había que quemar iglesias y matar curas por el simple hecho de pertenecer a esta religión.

No caigamos por favor en este simplismo, dentro de esta institución existen personas con una gran trayectoria, séase la Madre Teresa de Calcuta o Vicente Ferrer por ejemplo, que no se merecen la persecución mediática que esta siendo objeto la iglesia.

Existe demasiado odio en contra de esta religión. Hay personas que parece que se alegran cuando aparecen situaciones difíciles para la Iglesia. Suelen recurrir al “ya te lo decía yo”. Pues no señores en la viña del Señor no todo es negro, hay gente que merece mucho la pena y esta luchando todos los días en ayudar al prójimo.