huelga general

huelga general

A medida que avanza el verano, la sociedad se encuentra en un estado de acogonamiento bestial. El desanimo y la incertidumbre para el mes de septiembre es brutal.

La vuelta de la burbuja vacacional va a ser el momento en el que ha muchas familias se les habrá terminado el paro o que ese contrato eventual para la temporada se verá finiquitado.

¿Y entonces que? De una vez por todas, los sindicatos tan penosos, que dicen que representan a los trabajadores, se plantearan una huelga general. O tendremos que esperar a tener tantos parados como Francia e Inglaterra juntas para movilizar a este país.

En España, la gente se moviliza por causas foráneas. Pero cuando se trata de hacerle una verdadera cacerolada al gobierno de turno, mira que cuesta tanto.

Tendremos que llegar a la situación in extremis para que se busquen soluciones de una vez.

No hace falta ser un genio para observar que el desempleo no para de subir (los datos de este mes, es un espejismo provocado por la temporada turística), las empresas cierran o no quieran saber nada de contratos y la puta banca, solo soluciona sus agujeros internos y no facilita para nadie la financiación.

Medidas, creo el Plan E, para realizar obras inútiles que den trabajo al colectivo de la construcción. ¿Buena medida?; pan para hoy y hambre para mañana, y empleos que además estamos pagando todos los españoles.

No será mejor facilitar de una vez por todas, financiación a las empresas y garantías de rebajas en la contratación.

HUELGA GENERAL EN SEPTIEMBRE YA.