monumento del nacimiento del país

Para poder entender la creación de este país y sus características tan peculiares, es necesario hacer un repaso de su reciente historia e independencia.

Historia
Para situarnos, voy a tratar de resumir y mucho: Kosovo es del tamaño de la isla de Mallorca, esta rodeado por Servia, Montenegro, Albania y Macedonia. Tiene en la actualidad una población 90% Kosovo-Albanos (KA) (de habla Albana – también entienden pero no hablan Serbio porque no quieren – religión musulmana moderada) y un 10% de Kosovo-Serbios (KS) (de religión Ortodoxa profunda y habla exclusiva Serbia).

Antes de la guerra de Yugoslavia, el gobierno anuló el amplio estatuto de
autonomía de Kosovo, esto produce una gran radicalización de posturas y la creación de estructuras políticas paralelas.

Durante la guerra de Yugoslavia el gobierno Serbio tras ver como se independizaban Eslovenia, Croacia, Macedonia, Bosnia, y casi Montenegro y para evitar la independencia de Kosovo comienza una labor de represión y limpieza étnica muy violenta, 200.000 KA huyeron de Kosovo. En esta época se producen muchos miles de desaparecidos. Nace el UCK ejercito para-militar Kosovar que combate bajo la bandera Albanesa al ejercito Serbio.

En Mayo del 99 la OTAN decide intervenir, bombardea Serbia y sus instalaciones militares en Kosovo 800.000 K-A abandonan Kosovo por miedo a la venganza Serbia, andando, corriendo, la policía Serbia requisaba sus vehículos, es una huida en masa general, pueblos enteros quedan abandonados, vacíos, Montenegro y Albania son los lugares de destino.

Después de varios meses de intensos bombardeos, el gobierno Yugoslavo claudica y el ejército Serbio se retira de Kosovo. Solo queda en Kosovo la población Servia y el UCK, que se venga sangrientamente sobre estos.

La OTAN tarda tres largos meses 4 en entrar con fuerzas de a pie, durante los cuales regresan el millón de K-Albaneses y huyen trescientos mil K-Serbios perseguidos por el UCK que además arrasan sus casas, vuela sus iglesias y destruye sus cementerios.

A finales del 99 Naciones Unidas establece su misión de Gobierno provisional UNMIK. La OTAN es decir KFOR, toma el control, desarma al UCK y retira policía y ejercito Servio.

Independencia
Por la Resolución 1244 de Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y  al finalizar la Guerra de Kosovo su administración quedó en manos de la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo y de la OTAN.

El gobierno provisional de Kosovo declaró unilateralmente su independencia de Serbia el 17 de febrero de 2008 con el apoyo de Estados Unidos y parte de la Unión Europea, instaurando la República de Kosovo. Serbia, Rusia, España y otros países no aceptaron este hecho unilateral ni reconocen a la República de Kosovo como Estado soberano. Actualmente, la comunidad internacional se encuentra dividida entre los países que han reconocido oficialmente la independencia de Kosovo, los que se niegan a reconocerla y los que han declarado su neutralidad o sus esperanzas de una evolución positiva en los acontecimientos.

La República de Kosovo ejerce su soberanía sobre la mayor parte del territorio kosovar. Sin embargo, el norte de Kosovo, de mayoría étnica serbia, es administrado autónomamente con la coordinación de la Asamblea Comunitaria de Kosovo y Metohija, organismo creado en junio de 2008 con el apoyo de la República de Serbia y que no es reconocido por el gobierno de la República de Kosovo.

Pristina

Cuando sobrevolamos al aeropuerto de Pristina, observamos la gran belleza del paisaje, ya que Kosovo se encuentra en un gran valle rodeado de las montañas de los Balcanes.

Camino hacia la capital puedes observar que el país se encuentra en un proceso de reconstrucción acelerado, todos los accesos a Pristina están siendo construidos y asfaltados.

La presencia internacional es muy abundante, entre 15.000 personas entre fuerzas de la OTAN, Naciones Unidas y Unión Europea, que se convierten en algo habitual dentro de la población.

La capital tiene un aspecto que yo jamás me hubiese imaginado, la población aparentemente viste muy bien, las mujeres son espectaculares y muy arregladas y pertenecen a la raza eslava, que los asemeja más físicamente con lo pueblos del Este que con la población musulmana. Aparentemente no existe ninguna diferencia física entre serbios o albaneses.

Es una ciudad muy cosmopolita, donde apenas existen huellas de la guerra, donde puedes disfrutar de restaurantes de gran calidad a un precio muy asequible, la moneda que han adoptado es el euro y el salario de un medico es de 250€ aproximadamente. Aunque las cifras difundidas en septiembre por el Banco Mundial: el 37% de la población de Kosovo vive en la pobreza, con menos de 1,42 euros por persona al día.

Los enclaves serbios

Visitamos prácticamente todos los enclaves serbios del país. Donde existe una gran diferencia  de estatus de vida, en función de donde se encuentren. Los situados al sur o este de Pristina, como Gorasdevac son pequeños pueblos de unos 5.000 habitantes que están completamente aislados del resto de la población albanesa. Una tanqueta de la OTAN tanto en la entrada como en la salida les protege de futuras venganzas. La población es 100% serbia, se habla el serbio y la bandera serbia ondea en cada esquina.
Estos pueblos fueron arrasados por la guerrilla del UCK, antes de que entraran las tropas de la OTAN, la población civil tuvo que huir precipitadamente a Serbia o eran asesinados.

La población actual se corresponde a los que decidieron volver desde Serbia a su casa, comprobaron como habían destrozado su vivienda y decidieron quedarse y empezar de cero en una tierra donde siempre habían vivido.
La zona me recordó mucho a los campos de refugiados en Palestina. Es una cárcel en vida, no pueden salir de su perímetro delimitado, ya que se exponen a represalias, subsisten básicamente de la agricultura y la ganadería y de las pocas ayudas que llegan de Serbia.

Un aspecto muy importante a destacar y donde se observa que el odio entre poblaciones se huele en el ambiente, es el detalle que la población albanesa deposita sus basuras en las entradas y salidas y de los enclaves serbios.

Otro aspecto clave en la futura convivencia de este país. Es el hecho que el Monasterio de Gracanica y el Patriarcado de Pec, son dos enclaves religiosos ordoxos, fundamentales para esta religión y se encuentran aislados en el sur-oeste del país.

En el monasterio de Gracanica tuvimos una muy interesante entrevista con el padre Andrés que nos hizo un verdadera radiografia del país, manifestándonos su pesimismo respecto a la convivencia y el respeto de lo derechos humanos de la población serbia en Kosovo.

En el patriarcado de Pec la hermana Dobrila, nos explicó que allí se encuentra la cuna de la iglesia ortodoxa en los Balcanes y están las tumbas de los patriarcas ortodoxos, desde el primero al último (lo que podría ser el vaticano para la iglesia católica). Se producen continuas peregrinaciones de autobuses desde Serbia que son escoltados por topas de la OTAN.

En el norte y lindando con la frontera de Serbia se encuentra Mitrovica, que es el enclave más conflictivo de Kosovo. El puente sobre el río Ibar  separa el sur y el norte de Mitrovica. Son dos mundos enfrentados, en el sur se paga en euros, en el norte en dinares. En un lado todos los carteles están en serbio, en el otro en albanés. Al sur las matrículas de los coches son las de Kosovo (KS). En el norte los vehículos llevan las antiguas placas serbias o van sin ellas. Es uno de los asuntos que más complicados dentro de este nuevo país, ya que la población serbia no reconoce la independencia y se rigen por la leyes y directrices que les marca el gobierno de Belgrado.

Comprobamos los 153.000€ del Govern Balear en Kosovo

Una de las labores que nos habíamos encomendado en la redacción de Palma el periódico era comprobar in situ si los 153.000 que La Fundación Baleares en el Exterior, que dirige Jordy Bayona, invirtió en diversos proyectos como: 40 paradas de autobús (80.000 euros); en instalaciones eléctricas en la población de Suvo Grlo (27.000 euros); en la reparación de la carretera de acceso al monasterio de Goriok (13.000 euros); en el vallado de un colegio en Rakosh (8.500 euros); y en la habilitación de una aula informática en el colegio de Dobrusa (25.000 euros) se realizaron. Cuyo cumplimiento fue supervisado por un militar del destacamento español entonces presente en Kosovo.

El dinero llegó a Kosovo en junio de 2008 y podemos dar fe, ya que estuvimos en todos los  enclaves donde se destinó el dinero, que todos los proyectos se han realizado con una gran diligencia y que han sido una mejora y ayuda considerable para la población de la zona.