crisis

Llegó la puta crisis. La verdad es que odio la palabra. Una de las razones es que para muchos todavía no le ha llegado, pero se disfrazan en las circunstancias para despedir a trabajadores. Acaba de pasar un puente y en  Madrid y muchas capitales de España no hay nadie. Todavía nos queda bastante para tocar fondo o encontrarnos en los niveles que esta sufriendo EE.UU. Y como todos sabemos cuando el gigante americano se resfría, Europa empieza a constiparse.

Como siempre las capas sociales más desfavorecidas son las que están empezando a padecer estas circunstancias. En primer lugar están los inmigrantes, que nunca se podían llegar a imaginar que el “maná” de Europa se pudiese dar estas circunstancias. Le siguen muy de cerca los autónomos, que creo que es la peor figura empresarial que existe en la historia de España. El pobre autónomo es una maquina auto empleada de trabajar, solo tiene obligaciones y ningún derecho social o prestación. El siguiente escalón son las Pymes y no nos olvidemos que el 95% del tejido empresarial español esta formado  por pequeñas y medianas empresas.

Ante esta situación se esta empezando a estandarizar la modalidad de no me pagan, pues yo no pago. Este es un sistema más o menos valido pero siempre paga el más pequeño. Pero cuando a una pyme no le pagan los clientes y los bancos no dan liquidez. Esta es la mayor falacia que se esta produciendo por parte del gobierno, ya que no ha llegado absolutamente nada de dinero a las empresas por parte de las instituciones financieras.

Solución; creo que esperar a que lleguen tiempos mejores y empezar a darle a la creatividad. Esta palabra creo que esta contrapuesta con el progreso. Por ejemplo en la Cuba la palabra “inventar” tiene grandes connotaciones con la miseria del día a día que vienen sufriendo durante cincuenta años y todavía hay algún pseudoprogresista intelectual que intenta justificar la mierda que comen todos los días.
Pero volviendo con la palabra “inventar” significa que dentro de la miseria que vivo saldrá alguna solución de última hora, que oriente la solución a corto plazo, es como la raza gitana, que vive al día. Es decir el reto es poder llevar comida a la mesa cada día.

Pues esto es lo que estamos empezando hacer muchos españolitos “inventar” o apretar el culo tirar para adelante.