Estatut

Estatut

La actual situación política que se encuentra las Islas Baleares es uno de los peores escenarios posibles para algunos partidos y la mejor situación nunca pensada para otros.

En el caso de los populares realizaron una campaña valiente creyendo que iban a tener el apoyo mayoritario de los ciudadanos y no escatimaron en criticas a sus contrincantes, especialmente Rosa Estarás en contra de su homologa Maria Antonia Munar. Pero ahora ha llegado la hora de la verdad y si quieren gobernar saben que todo pasa por la líder de Unión Mallorquina.

Los barones fuertes del partido, ya sean Pere Rotger o Carlos Delgado se han decantado por una negociación sin bajarse los pantalones a todas la s exigencias de UM, ya que saben que las bases del partido no soportarían que se sacrifique las cabezas de varios candidatos con tal de gobernar el govern.

Estarás parece que lo tiene claro y que en ningún escenario posible será la próxima presidenta del Consell. Sin embargo la posición de Catalina Cirer es harta complicada ya que si se cediese la alcaldía a Miguel Nadal, esta pondría el cargo a disposición del partido, produciéndose un gran escisión interna de la que Matas quiere huir.

La gran cantidad de papeletas anuladas con el nombre de Maria Pau Janer tachado, ha enseñado a Matas la lección que dentro de su partido los giros nacionalistas no son bien vistos y que las bases no bromeaban cuando mandaron numerosos correos electrónicos al partido en contra de la escritora.

Si hay algo claro dentro de todo este escenario, es que hasta que no se cambie el sistema electoral existente, el partido protagonista es UM y aunque a mucha gente le pese esta aumentando en numero de votos cada legislatura, con lo que a partir de ahora es una opción muy fuerte para poder decidir quien gobierna en las diferentes instituciones de las Islas Baleares.

La campaña encarnizada del periódico el Mundo en contra de Maria Antonia Munar no ha hecho el efecto deseado y creo que esto demuestra que muchas veces se le da demasiada importancia a los medios en su capacidad de modelar a la opinión pública. Creo que el pueblo es soberano y ya tiene desde hace muchos años la madurez política para decidir por si solos, sin que le afecte ninguna campaña mediática.
El electorado balear ha apostado por un gobierno de coalición donde no existan las mayorías y debemos respetar la voluntad del pueblo.

Si bien dentro de este escenario, siempre se ven a los zorros viejos que llevan muchos años en la política y el único que no descalifico al contrincante y especialmente a Munar fue Matas, quizás por que busco otra estrategia o quizás era consciente de que este escenario de pactos se podía dar.
Estamos ante la incertidumbre del pacto con los populares, que es mucho más limpio y respetaría la voluntad del pueblo, como dijo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero,  que el partido ganador era el que más votos obtuviese en las urnas.
O en cambio se podría editar un nuevo pacto del progreso con los socialistas y el bloc, aspecto totalmente licito también, dentro del juego democrático. Aunque los recuerdos no son muy gratos, creo que los partidos aprenden de sus errores y las directrices de José Blanco es conseguir gobernar a toda costa, ya que los resultados de Madrid han hecho mucho daño al partido socialista y tienen que conseguir cueste lo que cueste cambiar el gobierno en Navarra o en Baleares.

Otra alternativa posible que nadie ha barajado debido al desgaste que supone tener que negociar y votar todas las iniciativas, es la que los populares gobiernen en minoría. Pero creo que se sería un gran ejemplo de convivencia democrática, ya que establecería un dialogo continuo entre todos los partidos y se verían de forma muy clara las fortalezas y carencias de los partidos.

Ante este panorama de pactos y negociaciones, el electorado puro, el de convicciones, que ha votado a un partido porque cree en él, pero no quiere que su voto sirva para que le de la gobernabilidad a otros, ve con estupor este baile de cargos, de nombres, esta falta de escrúpulos buscando todos el poder cueste lo que cueste.

Que tendrá el dichoso poder que todos quieren estar en él. Se lo diré muy claro el DINERO. Desde los inicios de la democracia todos los partidos roban, unos más y otros menos y da igual que se hagan declaraciones patrimoniales antes y después de la legislatura, hay muchísimas maneras de robar dentro de un escenario normal; concesiones, testaferros, adjudicaciones, viajes etc.…

Estamos inmersos en mundo de corrupción política que ha tocado techo en el sector inmobiliario y que amenaza con desbordarse en todos los ayuntamientos de España. Si saliese toda la mierda de recalificaciones de terrenos rústicos a urbanos creo que a nuestro vecino Italia, líder en corrupción mundial, le dejaríamos chiquito.

En fin queridos lectores en este periodo, que algunos llaman de reflexión no nos enteraremos de nada, hasta justo antes de que se tengan que constituir los gobiernos y toda la decencia política de que predicaron durante la campaña electoral se quedará en agua de borrajas con tal de conseguir el poder.